jueves, 1 de enero de 2015

Castaño Dulce....la noche oscura del Alma

Para los que se sienten al límite de la resistencia física, psíquica y espiritual. Extrema desesperación.



Si tuviéramos que describir en una sola frase la función de Castaño Dulce (Sweet Chestnut) sería "La noche oscura del Alma", porque esta flor del Sistema Bach está recomendada para estados de extrema tristeza, aquellos en los que la desesperanza ha tomado las riendas de la vida.

A diferencia de Aulaga (Gorse), otra esencia indicada para tratar la profunda tristeza, el estado de Castaño Dulce difiere en que en este caso la persona si intenta buscar soluciones, pero no las encuentra por lo que el vacío y la angustia les lleva a sentirse morir en vida.

Se trata de una flor transitoria, pues este estado de pérdida total de esperanza suele venir tras un período de gran desgaste a nivel anímico, lo que conduce a una angustia mental extrema. Se trata de un sentimiento nada elaborado mentalmente y en cualquier caso muy íntimo y desgarrador, y en muchos casos se piensa en el suicidio como única salida aunque solamente sea un pensamiento que nunca es llevado a cabo.

Para identificar claramente a una persona que necesitaría tomar esta esencia Bach, podríamos prestar atención a frases como:


Ya no puedo más, todo es en vano, es insoportable, me siento aniquilada, destruida por dentro, mi existencia es desesperante, totalmente exhausta y sin energía para enfrentar cualquier cosa cotidiana, me siento morir...

Este estado también se puede encontrar claramente en un proceso de duelo, tras la pérdida de un familiar. Existe un motivo claramente identificado pero, a pesar de todos os esfuerzos por parte de la persona, no puede salir de un estado que lo sume cada día más en la mayor de las oscuridades.

Los síntomas físicos están relacionados, como cabría esperar en una situación de este tipo, con todo proceso en el que intervenga la ansiedad:
Angustia física, problemas cardíacos, nauseas, mareos, alteración respiratoria, adormecimiento de partes del cuerpo, fobias, crisis de ansiedad o pánico, sensibilidad exagerada, dolores diversos...etc.
Castaño Dulce es también la flor de las "Enfermedades crónicas", cuando aceptar la compañía del malestar de por vida resulta un problema diario.
Es muy importante hacer un buen diagnóstico diferencial que permita distinguir si una persona se encuentra en este estado y necesita tomar esta esencia, pues de lo contrario, en caso de no estar bajo esta emoción, su toma lo llevaría, en las primeras horas de su ingesta, al límite del abismo profundo de lo desconocido de cada uno. Aunque también sería acertado concretar que, tras esos momentos duros y límites, se  propiciaría un cambio muy positivo, es como  una explosión momentánea que daría paso a una ventana abierta al mundo. Y esto es porque, si no se necesita especialmente la toma de Castaño Dulce, lo que ocurre al tomarla es simplemente que se abren viejas heridas y salen de forma rápida por lo que al encontrarnos con algún tipo de tristeza es mejor utilizar alguna otra flor antes pues la persona puede no estar en condiciones emocionales de enfrentarse a sus mayores demonios y resultaría algo incómodo, es mejor entonces ir más despacio para que el proceso resulte más suave y armónico, más sutil.
Pero una vez nos encontramos ante la absoluta necesidad de la toma de Castaño Dulce (Sweet Chesnut),  ya que hemos identificado una personalidad acorde con esta esencia, su toma resulta extremadamente beneficiosa y conseguirá rescatar paulatinamente al que se encuentra metido en un pozo negro de amargura y desesperación aportándole liberación y transformación completa. 
Si necesitas una preparado personalizado de Bach pincha aquí