martes, 6 de enero de 2015

Los diferentes números de una persona



Para analizar un nombre hay que elegir el que es utilizado habitualmente. Por ejemplo, queremos analizar el nombre completo de una persona llamada “Juan Carlos López”, nacido el 15 de octubre de 1986.  Primera cuestión : ¿Las vocales y las consonantes tienen el mismo valor simbólico? Anotemos el nombre de la manera siguiente y demos a cada letra el valor correspondiente:
VOCALES
3
1


1


6


6

5

22
J
U
A
N
C
A
R
L
O
S
L
O
P
E
Z

CONSONANTES
1


5
3

9
3

1
3

7

8
40
Distinguiremos 4 números principales:
  1. Número íntimo o del corazón
  2. Número de la expresión
  3. Número de la personalidad
  4. Número del destino
Podemos determinar otros números inherentes a esta persona, como los números del desafío, del apogeo, de la madurez, etc. Pero conformémonos en un principio sobre los cuatro números indicados arriba.

Número íntimo o del corazón

En el número íntimo o del corazón se resume un aspecto controvertido de la psicología personal, aquél que hace un tiempo definía la voluntad o la determinación de sí mismo. Son las aspiraciones interiores y los deseos profundos que acompañan una actitud hacia sí mismo y hacia los demás. La voluntad es el motor que nos hace avanzar en la vida, que dos da la energía para hacer lo que tenemos que hacer, concentrarnos en nuestras ambiciones y tratar de hacer nuestra vida según las tendencias interiores.
Sin una voluntad fuerte las posibilidades son reducidas, se hacen pocas cosas. A veces hablamos de seguir nuestras tendencias, y la fuerza que nos lleva a conseguir lo que deseamos es la voluntad de la que habla este número íntimo, indicando no solamente la intensidad sino también la calidad y la clase de estas tendencias íntimas. Esta fuerza es también la que utilizamos para arreglar los conflictos que debemos enfrentar, y ella nos da también el tono y la capacidad de tener una vida creativa. El número íntimo se obtiene adicionando las vocales del nombre. En nuestro ejemplo es el 22, número irreductible que está ligado a una idea de perfección.

Número de expresión

El número de expresión:  indica como sentimos y cómo nos expresamos en el mundo y en la vida. Es la “voz de la conciencia” que nos habla de los valores que respetamos. Ella representa la imagen que queremos dar al mundo y lo que queremos conseguir. Simboliza también los valores espirituales y aquello que esperamos de la vida. También muestra nuestras convicciones internas con respecto a la muerte. Algunos numerólogos sostienen que ese número es inherente al espíritu del cual no se separa. El número de expresión se obtiene adicionando las consonantes, en nuestro ejemplo es  40 = 4. (Persona tradicionalista y algunas veces limitado por prejuicios, apegado a la rutina y al orden establecido…)

Número de la personalidad

El número de la personalidad muestra nuestro lugar en el mundo y como los otros nos ven. Simboliza aquello que los otros pueden esperar de nosotros. Este número contiene las informaciones sobre nuestra psicología social, sobre nuestra capacidad de relacionarnos tanto en la vida afectiva como en la vida laboral.
El número de personalidad se obtiene adicionando el número íntimo y el número de expresión, en nuestro ejemplo, 22 + 40 = 62; 6 + 2 = 8 (significa la importancia atribuída por esta persona al dinero, al poder y a lo material;  es alguien ambicioso, que busca la riqueza y que tiene un poder natural de liderazgo. Le gustan los desafíos de la vida, puede ser un visionario aunque a menudo suele ser un poco temerario y egocéntrico).

Número del destino

El número del destino:  es el número que simboliza la meta de nuestro viaje en la vida. Nos da una idea del recorrido y también del final de nuestro viaje. El número del destino se obtiene sumando los valores numéricos del día, mes y año de nacimiento. Para nuestro ejemplo,  el 15 de octubre de 1986 = 15/10/1986 ;  1 + 5 + 1 + 0 + 1 + 9 + 8 + 6 = 31;  3 + 1 = 4 (persona ubicada sólidamente en la realidad, con un cierto sentido práctico de la vida, determinado y ambicioso…)

fuente: aqui