domingo, 22 de marzo de 2015

SER FELIZ POR ALGUIEN – Yehuda Berg

Existe un gran poder en escoger ser feliz por la buena suerte de otra persona.
Especialmente cuando es más difícil para nosotros, como cuando luchamos en el trabajo pero alguien más obtiene el ascenso, o cuando una persona se compromete pero nosotros continuamos solos.
Si estamos de acuerdo con la creencia espiritual de que todos somos uno, entonces sus bendiciones son nuestras también. Nuestro ego es quien quiere mantenernos fragmentados el uno del otro, causando emociones de celos, envidia e incluso ira.
Cuando hacemos el esfuerzo de ser felices por las bendiciones de otro, algo maravilloso ocurre. Removemos el bloqueo que evita que nuestra propia realización se manifieste y entonces podemos atraer las cosas que deseamos.