jueves, 23 de abril de 2015

12 Remedios caseros para el dolor de garganta


El dolor de garganta es algo muy habitual en las personas cuando llegan las infecciones que han sido producidas en muchas ocasiones por cambios bruscos de temperatura. En el artículo de hoy os damos unos remedios caseros para el dolor de garganta y poder aliviarlo utilizando soluciones naturales.

1. Salvia

Con la salvia prepararemos una infusión con la que también realizaremos gárgaras. En una taza de agua que esté hirviendo echamos 2 cucharaditas de salvia, apagamos el fuego y lo retiramos esperando a que repose durante 10 minutos. Lo colamos y le añadimos una cucharadita de sal marina para hacerlo aún más efectivo. Se deben de hacer las gárgaras cuando la infusión esté todavía caliente pero sin llegar a quemarnos.

2. Jengibre, canela y limón

Se pone 1/2 taza de agua de y se echan para hevir a fuego lento durante 15 minutos una cucharadita de jengibre rayado, 2 cucharaditas de cáscara de limón rallada y 1 rama de canela
Del líquido que obtenemos echamos 3 cucharadas de ella en una taza de agua caliente y lo bebemos. El resto lo guardamos para hacer lo mismo a distintas horas del día.
El jengibre también es muy efectivo cuando se tiene tos seca.

3. Jengibre, limón y pimienta

Otro de estos remedios caseros para el dolor de garganta consiste en hacer té de jengibre usando una bolsita de su té en agua casi hirviendo, añadirle el jugo de medio limón y pimienta negra en polvo (al gusto). Es una buena solocuón natural para no solo el dolor de garganta sino también para acabar con las flemas.

4. Bicarbonato de sodio

Uno de los mejores remedios caseros para el dolor de garganta es el bicarbonato sódico. Especialmente efectivo en los resfriados acusados. Se trata de echar en un vaso de agua una cucharada de bicarbonato de sodio y realizar gárgaras durante el día para conseguir calmar el dolor de garganta.

5. Tomillo

Ponemos a hervir un vaso de agua y cuando rompa a hervir se le añade una cucharada de tomillo en seco. Después se cuela y se deja que enfríe lo justo para no quemarnos la garganta. Hacemos gárgaras con este líquido porque el tomillo tiene propiedades antisépticas.
Las infusiones de tomillo también se pueden beber y para potenciar sus efectos se las puede añadir miel y jugo natural de limón.

6. Ajo

Comer ajos crudos es una forma de conseguir también aliviar el dolor de garganta ya que como ya hemos visto en muchas ocasiones en este blog, el ajo es uno de los mejores antibióticos naturales que tenemos a nuestra disposición.

7. Vinagre de manzana

En un vaso de agua tibia echamos dos cucharadas de vinagre de manzana, líquido con el que después realizaremos también gárgaras a lo largo del día para reducir la inflamación de la garganta y aliviar el dolor.

8. Sal

Echamos una cucharada de sal marina en un vaso de agua tibia y realizamos gárgaras por durante al menos media hora para que resulten más efectivas.

9. Miel con limón

Ponemos a hervir una taza de agua y le añadimos 2 o 3 cucharadas de miel y un poco de jugo de limón exprimido y una vez que ya no queme lo debemos beber. La miel con limón siempre se ha utilizado para calmar el dolor de garganta.

10. Manzana con miel y limón

Se pone la cantidad de 2 vasos de agua a hervir y se rayan dos manzanas rojas que se echan en el agua. Cuando el agua rompa a hervir se echa el jugo de 1/2 limón y una cucharada de miel de abeja. Se deja wue hierva durante un minuto o dos y se retira del fuego. Se debe de beber despació.

11. Vaos

Los vaos son otro de los remedios caseros para el dolor de garganta bastante buenos y son sencillos de hacer. Hervimos durante 15 minutos la cantidad de 3 tazas de agua, nos tapamos la cabeza con una toalla para inhalar el vapor profundo durante 10 minutos. Esto podemos hacerlo varias veces al dia. Se pueden añadir salvia o tomillo para que resulten mñas efectivos los vaos.
Para curar y aliviar el dolor de garganta, es muy importante mantenerte siempre hidratado, pues el agua te ayudará a disminuir la irritación de la zona y a curarte más rápido. Si dejas de tomar líquidos aumentarás la sequedad en tu garganta.

12. Cataplasma de manzanilla

En 2 tazas de agua hirviendo echamos una cucharada de manzanilla que dejaremos hervir a fuego suave durante 5 minutos. Remojamos un trapo o tela con este líquido, se escurre y se aplica sobre el cuello. Hay que dejarlo en contacto con la garganta hasta que se enfríe y se puede realizar varias veces al día.
 
fuente: aqui