domingo, 5 de abril de 2015

EL INDICADO CON QUIEN COMPARTIR – Yehuda Berg

Aunque la mayoría de nosotros nos consideramos como personas que comparten, probablemente caemos en la trampa de compartir con ataduras. Tenemos la tendencia a dar más a las personas que a cambio nos dan amor, amistad o seguridad.
Si realmente quieres practicar el compartir sin recibir nada a cambio, da algo a la persona que no tiene nada que ofrecerte.
Comienza con una persona a la semana, luego haz que sean dos. Esta es una práctica poderosa para que crezca nuestra capacidad para compartir incondicionalmente.