domingo, 26 de abril de 2015

Infusiones de sauce para dolores de cabeza, artritis y artrosis




El sauce crece en forma natural a la vera de los ríos, canales y bosques de clima húmedo.
Esta planta fue utilizada hace siglos en China, la Antigua Grecia.  En este sentido, Hipócrates recetaba remedios con hojas de sauce para aliviar problemas relacionados con el dolor, y muchos pueblos antiguos han utilizado las hojas de plantas que contienen salicina para la misma finalidad.
Incluso, los nativos indios americanos ya la usaban para combatir dolores de cabeza, fiebres y las molestias musculares. 

Propiedades curativas
En 1882 se extrajo de la planta la salicina, sustancia que pronto fue purificada en ácido salicílico. Este principio activo es efectivo para calmar el dolor y la fiebre, pero también es lo suficientemente irritante como para eliminar verrugas, por lo que, posteriormente, se modificó (esta vez a partir de la ulmaria) para crear el ácido acetil salicílico, el principio activo de la aspirina.
La salicina posee propiedades antipiréticas, analgésicas, antirreumáticas y antisépticas. Es un excelente remedio natural para combatir enfermedades febriles leves, como resfriados o infecciones gripales, dolores de cabeza y dolencias de origen inflamatorio. También es efectiva para combatir las molestias del reumatismo, artritis, artrosis, el dolor de espalda y la tendinitis.
El sauce se emplea, en la actualidad, como una alternativa de la aspirina (ácido acetilsalicílico).
Las partes que son usadas en esta planta son las hojas, las raíces y la corteza, todas las cuales se recogen en primavera. Las hojas y raíces se utilizan en infusiones; la corteza, que debe obtenerse de ramas de un par de años de edad, solo puede usarse reducida a polvo.

Infusión medicinales
Infusión con sauce para los dolores de cabeza.  Verter 1 cucharada de hojas jóvenes en 1 litro de agua. Hervir por 10 minutos.  Colar y beber 3 tazas diarias.
Infusión de sauce para dolores de espalda Verter 2 cucharadas de polvo de corteza seca de sauce por I litro de agua.  Hervir por 10 minutos.  Tomar 3 vasos al día, antes de las comidas. Nota: El gran contenido de taninos en la corteza, que puede llegar en algunos casos al 20 por ciento, supone un riesgo para la salud en un tratamiento prolongado o con aplicación de cantidades elevadas de la droga.
Infusión de sauce para la artritis: Verter 2 cucharadas de hojas de sauce y 1 de harpagofito en un litro de agua.  Hervir por 10 minutos.  Colar y tomar 3 veces al día. .
Infusión de sauce para la artrosis Hervir 2 cucharadas de sauce y 1 de fresno en 1 litro de agua por 10 minutos. Dejar reposar cinco minutos más y  filtrar.  Tomar hasta cuatro preferiblemente después de las comidas.

Precaución
No deben utilizar esta planta aquellas personas que padecen alergia a la aspirina o a medicamentos con el mismo principio.
No debe administrarse en casos de gastritis, úlcera péptica, asma, alteraciones de la coagulación ni en niños menores de 16 años. Tampoco es recomendable su uso en el embarazo ni en la lactancia.

fuente: aqui