viernes, 10 de abril de 2015

TEN CERTEZA – Yehuda Berg

Una vez existió un gran Kabbalista que cuando su mundo se desmoronaba a su alrededor, sonreía, reía a carcajadas y bailaba incluso más que en el resto de su vida. La certeza del sabio de que el Creador está en todo y que todo es para lo mejor era tan fuerte que ningún dolor, ningún temor y ninguna negatividad podían tocarlo.
Sus estudiantes estaban preocupados y pensaron que su maestro se había vuelto loco. Cuando le preguntaron cómo era posible que tuviese tanto júbilo, él respondió: “Tengo certeza”.
Para las personas que no la tienen, la certeza puede parecer una completa locura. No dejes que eso te detenga.