viernes, 7 de agosto de 2015

ARREGLAR A LAS PERSONAS – Yehuda Berg

Cuando alguien está atravesando un momento difícil, por lo general nuestro instinto es querer darle la solución que a nosotros nos ha ayudado.
Si bien es un atributo positivo querer asistir a otros, parte de nuestra propia transformación es volvernos más sensibles para saber cuándo es momento para dar un consejo o cuándo es mejor guardar silencio y escuchar.
Nuestro trabajo no es arreglar a las personas. Nuestro trabajo es estar allí para ellos.