martes, 18 de agosto de 2015

Programando la nación

              A mediados de los años 80, la firma Kilbourne y Asociados llevó a cabo un experimento fascinante, partiendo de dos anuncios reales en los que creía haber identificado insertos subliminales. Uno de ellos era un anuncio de Marlboro en el que aparecían dos vaqueros a caballo sobre un fondo rocoso. Supuestamente, una de las rocas tenía forma de falo erecto. Así que contrataron a un artista para que retocara la imagen y quitara el falo