jueves, 3 de septiembre de 2015

Infusiones y remedios para la candidiasis


La candida albicans es un hongo unicelular que, junto con otros muchos microorganismos, suele encontrarse en los intestinos, el colon y el tracto genitourinario.

En la mayoría de las personas, el cuerpo es capaz de mantener un saludable equilibrio entre todos esos microorganismos. Sin embargo, cuando dicho equilibrio se interrumpe, el hongo candida (llamado también a menudo levadura) puede multiplicarse e incluso extenderse a otras partes del cuerpo, causando la infección conocida como candidiasis.

El consumo excesivo de antibióticos son uno de los principales factores causantes de la candidiasis, al eliminar no sólo las bacterias productoras de infecciones, sino también las bacterias beneficiosas, las cuales constituyen las defensas naturales del cuerpo que mantienen bajo control al hongo candida.

Otros factores que pueden alterar el equilibrio natural del cuerpo son la pildora anticonceptiva, los medicamentos antiinflamatorios, los inmunosupresores y la cortisona; una dieta alta en azúcar, carbohidratos refinados y alimentos cargados de levaduras; las alergias a los alimentos, el embarazo, el estrés y los desequilibrios hormonales.

El azúcar es el principal sospechoso, dado que ahí prosperan las levaduras. Esto incluye no sólo el azúcar blanco, sino también el azúcar moreno, el jarabe de maíz, la fructosa, la miel, el jarabe de maple y la sacarosa. Otros alimentos e ingredientes alimentarios que pueden provocar o agravar la candidiasis son el alcohol, los productos lácteos, las frutas frescas o secas y sus jugos; cereales como la cebada, la avena,
el centeno y el trigo, y ciertos alimentos que contienen levadura, tales como el pan y las levaduras nutricionales.

Dos de las manifestaciones más comunes de esta infección micótica se presentan en la boca, donde recibe el nombre de aftas, y en la vagina, donde recibe el nombre de vaginitis o infección por levaduras.
Sin embargo, la candidiasis es difícil de localizar, porque puede causar o contribuir a la aparición de un sinnúmero de síntomas físicos, incluyendo el acné, la artritis, el asma, el pie de atleta, la visión borrosa, la sensibilidad a las sustancias químicas, la fatiga crónica, la torpeza, el estreñimiento, la cistitis, la diabetes, el salpullido de los bebés, la diarrea, el vértigo, el eccema, la endometriosis, el dolor de cabeza, la hiperactividad, la hipoglucemia, el hipotiroidismo, la indigestión, el letargo, la pérdida de la libido, los trastornos e irregularidades menstruales, los dolores musculares, el síndrome premenstrual, los males respiratorios, la sinusitis, los padecimientos cutáneos, el dolor de garganta e, incluso, el ansia por comer azúcar.

Además, pueden presentarse muchos síntomas mentales o emocionales; entre otros, la ansiedad, la depresión, la dificultad para manejar problemas, el deterioro de la memoria, la irritabilidad, la falta de confianza, la baja autoestima, las fluctuaciones en el estado de ánimo y la falta de concentración.
La infección micótica en cuestión puede emerger en la piel que rodea a la boca, en la garganta, y en los ángulos de los ojos, las orejas, la nariz y la boca. Aparece como una erupción seca y escamosa, o como diminutas cortadas o grietas cutáneas. Produce comezón y ardor, y llega a inflamarse y causar dolor.

infusiones naturales para combatir la candidiasis
Infusión para la candidiasis #1: Verter 1 cucharada de flor de saúco en una taza de agua que esté hirviendo.  Dejar reposar, filtrar y tomar dos veces al día.
Infusión para la candidiasis #2: Verter un puñado de hojas de laurel en 2 itros de agua y hervir por 10 minutos.  Filtrar y realizar un baño de asiento con esta infusión.

Otros remedios naturales
Remedio para la candidiasis #1: Añadir, 6 gotas de aceite de árbol del té, 3 gotas de aceite de eucalipto y 2 gotas de aceite de pachulí a una tina o bañera llena de agua caliente. Sumergirse durante 20 minutos una o dos veces al día.
Remedio para la candidiasis #2: Verter 120 mililitros de aceite de borraja en un recipiente limpio y adicionar 8 gotas de aceite de lavanda, 10 gotas de aceite de romero, 6 gotas de aceite de elemí, 10 gotas de aceite de árbol del té, 6 gotas de aceite de tomillo, 8 gotas de aceite de geranio y 4 gotas de aceite de pachulí  Mezclar los ingredientes. Con esta preparación dar masaje a la piel diariamente hasta que desaparezcan los síntomas.
Remedio para la candidiasis #3 Verter 7.5 mililitros de aceite de jojoba en un recipiente limpio y añadir 2 gotas de aceite de mirra, 4 gotas de aceite de árbol del té, 2 gotas de aceite de pachulí y 3 gotas de aceite de geranio  Mezclar. Aplicar varias gotas de la preparación, con objeto de aliviar la piel y mitigar la irritación. Según se requiera, usar en las áreas afectadas hasta que los síntomas desaparezcan
Remedio para la candidiasis #4: Aplicar 3 cucharadas de yogur natural con lactobacilos y bífidus. sobre el área afectada dos veces al día y consumir, también,  un yogur de este tipo

Recomendaciones
Todos los tratamientos de la candidiasis son a largo plazo e involucran la realización de cambios en el estilo de vida y el régimen alimentario, con objeto de minimizar los síntomas y eliminar o, por lo menos, controlar la causa de la enfermedad.
La terapéutica exitosa comprende el restablecimiento del equilibrio adecuado de las bacterias intestinales, usualmente a través de la ingestión de lactobacilos acidófilos y enzimas digestivas; el evitar consumir alimentos que desencadenan la sintomatología y el fortalecimiento del sistema inmunológico.
Deben excluirse de la dieta cotidiana todos los tipos de azúcar, así como los demás alimentos arriba mencionados que pueden contribuir a la candidiasis. El régimen dirigido a controlar el hongo candida se centra en la ingestión de vegetales frescos, pescado fresco, arroz no pulimentado, mijo y quinoa, más un mínimo de ocho a diez vasos con agua al día, para ayudar a expulsar los desechos

fuente: aqui