jueves, 17 de septiembre de 2015

TU SER PERFECCIONADO – Yehuda Berg

Podemos acercarnos centímetro a centímetro para lograr que nuestro ser ideal sea una realidad de la misma manera en la que podemos manifestar un gran producto o un excelente negocio: todo comienza con una clara visión del resultado final.
A partir de aquí, establecemos el punto de partida y las metas a corto plazo que necesitaremos alcanzar.
Observa a tu ser perfeccionado y trabaja al revés. Al visualizar el destino, ubicarás los mejores pasos que te lleven hasta allí.