sábado, 10 de octubre de 2015

GENTE QUE MOLESTA – Yehuda Berg

Sin importar qué tan espirituales nos consideremos a nosotros mismos, ¡algunas personas simple y sencillamente nos molestan! Todos tenemos individuos en nuestras vidas quienes nos hacen enojar, nos irritan o nos hacen ser reactivos.
Pero la verdad es que estás personas están aquí para ayudarnos a crecer. Qué pasaría si tocaran a tu puerta y dijeran: “Oye, he sido enviado para recordarte que debes lidiar con tu ira, tu impaciencia, tu intolerancia, etc. Haré algo para activar tus reacciones y así tengas una oportunidad para escoger”.
Cualquiera que nos moleste está simplemente mostrándonos qué podemos mejorar acerca de nosotros mismos.