domingo, 13 de diciembre de 2015

Infusiones con gayuba para cistitis e incontinencia urinaria


La gayuba es un arbusto leñoso que alcanza de 15 a 30 cm de altura. Sus tallos son largos y rastreros, y las hojas perennes, pequeñas y de color verde oscuro. Las flores son redondeadas, de color blanco o rosado, y su fruto es una baya redondeada de color rojo brillante.
Aunque es originaria del norte de Europa y de Asia, en la actualidad se halla extendida por toda Europa y América del Norte. Abunda en terrenos ricos en sílice y en las laderas de las montañas.
Se utilizan las hojas de gayuba, normalmente secas, que se recogen a lo largo de todo el año, preferentemente en verano. Se seca con aire caliente y se guarda en recipientes bien cerrados y protegidos tanto de la luz como de la humedad.
Desde tiempos remotos, en Escandinavia y las islas Británicas, ya utilizaban la gayuba con fines medicinales. Sin embargo, en Grecia y Roma no se conocía. Su uso se fue extendiendo hasta que, en el siglo XVIII, sus virtudes medicinales para los trastornos urinarios ya se apreciaban en toda Europa y América.

Propiedades curativas
Entre otros, contiene fenoles, ácidos fenólícos, taninos, ¡ridoides, flavonoidesy triterpenos.
Se caracteriza por su marcado efecto antiséptico y antibiótico sobre los órganos urinarios. Además tiene actividad diurética y antiinflamatoria. Por tanto, es fácil de entender que se trate de un excelente remedio para el tratamiento de todo tipo de infecciones urinarias, como las cistitis crónicas y, también para las prostatitis y uretritis.
Su acción se puede reforzar mantiendo el pH alcalino de la orina, lo que requiere una dieta rica en frutas, patatas y hortalizas como el tomate, o bien la administración conjunta de bicarbonato (6-8 g al día).
Asimismo, es un remedio muy efectivo para prevenir la formación de cálculos renales, ya que aumenta la cantidad de orina , incluso hay quienes dicen que, cuando ya están formados, los disuelve. Esto último no se ha podido demostrar, pero en cualquier caso su acción es beneficiosa sobre estas afecciones al impedir la infección de orina que muchas veces las acompaña. Sin embargo, si el riñon está irritado, no conviene usar la gayuba, pudiendo su uso aumentar la irritación.
La gayuba confiere un color verdoso a la orina, lo cual indica que el tratamiento está resultando efectivo.
Por su contenido de sustancias astringentes, se usa también en las diarreas. Se pueden comer las bayas y tienen el efecto de las hojas, algo menos pronunciado. Las hojas se pueden comprar en las boticas.

Infusiones con gayuba
Infusión con gayuba para la cistitis:  Se prepara con 10-30 g de la planta por litro de agua. Se deja en reposo 304 horas y después se hierve 15 minutos. Se cuela y se toma una taza cada 304 horas hasta tomar 1 I diario. El tratamiento con gayuba no debe durar más de una semana ni realizarse más de cinco veces al año sin prescripción facultativa.
Infusión con gayuba para la incontinencia urinaria: Hervir 40 g de raíz de gatuña en 2 litros de agua para reducir a 1 litro  Filtrar y agregar 40 g de flores de brezo y 20 g de gayuba. Dejar hervir nuevamente por 5 minutos, colar y distribuir en 8 partes para beber en 4 días, a razón de 2 o 3 veces diarias, cada día, por 16 días consecutivos; descansar 10 días y volver a tomar 16 días hasta un total de 32 días.’

Remedios con gayuba
Remedio con gayuba para el dolor de muelas #2 Hervir un manojo de hojas de gayuba en 1/2 litro de agua por unos minutos y después colar el líquido resultante.  Efectuar un enjuague con esta preparación y el dolor desaparece en pocos minutos. Repetir este remedio varias veces al día si es necesario.

Precauciones
Se debe evitar el consumo de gayuba durante el embarazo, la lactancia, en caso de úlcera péptica y en niños menores de 12 años. Se ha de usar con precaución en caso de insuficiencia renal, hepática o cardíaca.

remedios caseros