martes, 5 de enero de 2016

NO TE RINDAS – Yehuda Berg

Rendirte ante tus metas por un contratiempo es como abrirle un agujero a los otros tres neumáticos de tu auto porque uno se desinfló.
Habrá momentos difíciles a lo largo del camino ya que nada que valga la pena en la vida es fácil.
Acepta el desafío y ¡no te rindas!