sábado, 20 de febrero de 2016

EL LLANTO MAS RUIDOSO – Yehuda Berg

Nunca asumas que no escuchar o saber de alguien significa que “debe estar bien”. Algunas veces el silencio es el llanto más ruidoso.
El verdadero cuidado significa recorrer el kilómetro extra, especialmente cuando de nuestras amistades se trata.
De vez en cuando, tenemos que cavar un poco más profundo, o extendernos un poco más, para ser de ayuda.