lunes, 22 de febrero de 2016

Lápiz y Borrador

 Otra herramienta muy útil es el lápiz con goma de borrar. Use la punta con la goma para dar varios toques en ítems que usted siente que contienen una carga negativa.
Esta “carga” tiene que ver con alguna memoria en usted que se está presentando para ser limpiada. Este proceso es muy bueno para deudas, cobros, contratos,multas de tráfico, boletines escolares, etc.
En este caso no es recomendable tocar a las personas…

Usted puede usar un cuaderno escolar, común, y escribir los asuntos a tratar, y tareas a cumplir durante el día.

Ponga la fecha en aquella página, cierre el cuaderno y dé varios toques en la portada pidiendo a la Divinidad que limpie en usted cualquier memoria que pueda resultar en problemas relativos al que consta dentro del cuaderno.

Piense las frases o frase continuamente: “Te amo, Te amo. Te amo”.
Esto puede ser un óptimo hábito para iniciar el día.
Hay personas que prefieren un sobre, en vez del cuaderno.

Deje el cuaderno, o sobre, a mano y dé algunos toques (golpecitos con la goma de borrar del lápiz) en él de vez en cuando, al hacer sus tareas, siempre con las frases o frase en mente.
Si usted está pasando por momentos de preocupación en la parte financiera, con cuentas atrasadas, cobros, etc., ponga estas cuentas y documentos dentro del cuaderno o sobre. Dé varios toques pidiendo a la Divinidad que limpie en usted cualquier cosa que esté generando estos problemas, o que pueda llegar a generar problemas. Mentalmente diga las frases o frase.

Importante: Usted no está limpiando para obtener resultados. No es para tener dinero para pagar las cuentas, para conseguir aquél empleo, o aquella promoción.
Usted no está limpiando para conseguir que fulana o fulano, le pida perdón a usted, nada de eso.
Usted está pidiendo a la Divinidad que limpie las memorias en usted que, en este momento, están produciendo los problemas en su vida, las ansiedades, conflictos,recelos, lo que sea.
No importa saber de donde viene el problema, aparentemente de quién, o por qué. Es difícil que el intelecto abra la mano, pero con la práctica del Ho’oponopono serás testigo de que Dios sabe mucho mejor que usted cual es la solución.
Y puede proporcionarle la respuesta y bendición que usted
¡nunca podría imaginar fuese posible!

fuente: aqui