jueves, 4 de febrero de 2016

Tuya es la elección: actuar desde tu divinidad o como esclavo integral



En la época actual, la evolución del sistema socioeconómico ha transformado al esclavo tradicional en “esclavo integral” y ha convertido en esto a la mayoría de la gente. Con consciencia y Amor, date cuenta de que la identificación histórica de los seres humanos con el yo físico, mental y emocional (el coche que usan para vivenciar la experiencia humana), olvidando lo que realmente son (Conductor) y auto-percibiéndose y encorsetándose como individuos y sujetos, ha introducido a la vida humana, tanto personal como colectiva, en una maraña de miedos, autolimitaciones mentales y comportamientos egocéntricos. 

Y sobre estos pilares se ha fraguado y construido el sistema social y económico imperante, que toma forma hoy de capitalismo global, especulativo y cortoplacista. Y, frente a fases anteriores de su discurrir, presenta ahora la novedad del esclavo integral: personas que se explotan a sí mismas de manera voluntaria y sin ni siquiera percatarse de tal autoexploración y de la esclavitud que marca y caracteriza su vida. Para el sistema, ha dejado de ser eficiente explotar a alguien contra su voluntad. 

Y sus mecanismos de dominio y manipulación se han perfeccionado hasta la transformación de los individuos-sujetos, da igual su situación socioeconómica, pues afecta a todos los estratos y clases sociales, en esclavos integrales que, en su inconsciencia, creen y piensan que viven en libertad… Pero todo ostenta su sentido profundo y también esto, que tiene su porqué y para qué en el devenir consciencial de la Humanidad, en su conjunto, y en el tuyo, en particular. 

En concreto, todo lo descrito te sitúa aquí-ahora ante la gran oportunidad de entender desde el Corazón que la elección es solamente tuya y actuar en consecuencia y con coherencia: en tu mano está recordar tu naturaleza inefable y vivir como un ser humano consciente que despliega su acción cotidiana desde su divinidad intrínseca y esencial, con base en sus dones y talentos y por el gozo mismo de acometerla; o, por supuesto, puedes continuar experienciando el plano humano como esclavo integral y, en lugar de vivir, sobrevivir y trabajar.