miércoles, 8 de junio de 2016

TEMPORAL – Yehuda Berg

Si hay una tormenta el día de hoy, eso no significa que no habrá un cielo despejado mañana.
Si hoy es un día soleado, eso no significa que metafóricamente tiremos nuestros paraguas o dejemos de andar preparados para la siguiente tormenta.
Cuando el camino se vuelve difícil, recuerda que es algo temporal.
Cuando las cosas vayan de manera calmada, utiliza esto como tu oportunidad para hacer todo el trabajo espiritual que puedas.