viernes, 1 de julio de 2016

Deja de viajar por el tiempo y permanece con la consciencia íntegra en todas y cada una de tus acciones (Recordando lo que Es: 13)

 
 
Deja de gastar tu energía viajando con la mente a través del tiempo (del pasado al futuro, del futuro al pasado…) y permanece con la consciencia íntegra, total y completa en todas y cada una de tus acciones del día a día, sin excepción: cuando comas, come; cuando camines, camina; cuando hagas el amor, haz el amor; cuanto te cepilles los dientes, cepíllatelos; cuando medites, medita; cuando conduzcas, conduce… 
 
Desde la consciencia, tráete a ti mismo al aquí-ahora. Debido al viejo hábito de viajar por el tiempo, la mente se irá una y otra vez. No te enfades ni luches contra ella y tráela conscientemente de regreso a este momento cuantas veces sea preciso. 
 
Así hasta que, sin prisas ni agobios, comiences a conectar con el aquí-ahora, a vivir realmente la vida… No pienses, vive; no sientas, vive… Qué vivir sea tu único pensamiento; qué vivir sea tu única emoción; qué vivir sea tu único sentimiento. 
 
Así te enamorarás de la vida y la vida se enamorará de ti hasta fundiros en uno, no-dos. Y ese Enamoramiento vital y esencial llenará de gozo cada instante, cada experiencia, cada hecho cotidiano.

Emilio Carrillo
Sin mente, sin lenguaje, sin tiempo (http://www.sinmente.com/)