lunes, 18 de julio de 2016

Las cuatro Leyes Espirituales de la India



Por el hecho de haber nacido en occidente, no podemos dejar de admirar otras culturas sobre todo las orientales y una de esas culturas es la India.

La India es un país muy religioso, es quien no concibe la vida sin espiritualidad y la espiritualidad sin vida, para ellos la religiosidad está en cada acto cotidiano.

El Hinduismo no tiene fundador, no es religión ni filosofía, es un conjunto de creencias metafísicas, religiosas, cultos, rituales y costumbres que unifican una tradición; y a esta tradición le llaman La Ley Eterna, porque para ellos todo este conjunto d enseñanzas no tiene principio ni tendrá fin. Se considera que es la más antigua del mundo, ya que existe desde hace más de 5 000 años.
A continuación las 4 leyes espirituales que enseñan desde hace miles de años en este país místico y lleno de espiritualidad.

1.- LA PERSONA QUE LLEGA ES LA CORRECTA.
Cada ser que se cruza en nuestro camino, que trata con nosotros, tiene un propósito para nuestra vida, están ahí por algo ya sea para que nos enseñen o aprendan algo de nosotros, nadie llega a nuestra vida por casualidad.

2.- LO QUE SUCEDE ES LA ÚNICA COSA QUE PODÍA HABER SUCEDIDO.
Por lo regular decimos: “si se hubiera hecho así, esto no hubiera pasado”, pero no, lo que nos sucede no podría haber sido de otra manera, lo que pasó es lo único que pudo haber pasado y debemos tomarlo como una enseñanza y seguir adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestra vida son perfectas ya que nos dejan un aprendizaje.

3.- EN CUALQUIER MOMENTO QUE COMIENCE ES EL MOMENTO PERFECTO.
Todo tiene su momento de ser, ni antes ni después. En nuestra vida algo nuevo empieza en el momento justo, ni antes ni después.

4.- CUANDO ALGO TERMINA, TERMINA.
No podemos aferrarnos a algo, en nuestra vida todo tiene un principio y un fin, esa es una ley, hay que dejarlo atrás y seguir adelante y estar concientes de que avanzaremos ya enriquecidos con esa experiencia. Hay mensajes que se conocen en el momento justo, es como si una llave abre una puerta hacia otra nueva etapa en la que aprenderemos y entenderemos otras cosas que aún no han llegado a nuestra vida.

fuente:aqui