jueves, 1 de septiembre de 2016

Infusiones con el nogal para diabetes, cabello y más


El nogal es un árbol, originario de Asia Menor y perteneciente a la familia de las Juglandáceas, que puede alcanzar a medir fácilmente los 15 metros de altura.
Por su imponente aspecto y la frondosidad de su follaje, se cultiva en muchos parques y jardines, al mismo tiempo que industrialmente se aprovechan sus frutos —las nueces— y la madera, muy estimada en ebanistería.
El robusto tronco está cubierto por una corteza grisácea que exhala un olor agradable, y se halla provisto de ramas largas y abiertas y grandes hojas compuestas por 7-9 hojuelas, tambiéngrandes, ovales, coriáceas y de color verde oscuro.
Presenta dos clases de flores, las masculinas, que se abren en abril y mayo y cuelgan en forma de amentos, y las femeninas, solitarias o en parejas, y que ya parecen una nuez en miniatura cubierta de pelusilla. Los frutos, que maduran en otoño, son las conocidas y sabrosas nueces.
En primavera, justo en el momento en que se inicia la floración, es cuando hay que desprender la corteza de las ramas jóvenes; y también entonces se recogen amentos y yemas. Las hojas se recolectan más tarde, en pleno verano y antes de que las nueces estén plenamente formadas, que es cuando poseen mayores virtudes. En cuanto a la corteza verde de los frutos, que se oscurece al secarse, se recoge al mismo tiempo que las nueces.
El nogal era conocido desde tiempos remotos. Los antiguos griegos tenían en muy alta estima la madera, pero desconfiaban de su fruto, la nuez. 
En este sentido, Dioscórides consideró que sus frutos no eran recomendables, por no decir peligrosos, al ser de difícil digestión, así que sólo recomendó el nogal en uso externo en las inflamaciones de los pechos, en la dislocación de miembros, las mordeduras de perros y de hombres, para sanar gangrenas y cosas semejantes.

Propiedades curativas

Son tantas las cualidades y las aplicaciones que tienen la corteza, las hojas, los amentos, las yemas y el pericarpio (corteza verde de las nueces), que consideramos que lo más práctico será irlas enunciando a medida que vayamos exponiendo la forma de prepararlas, ya que cada preparación puede destinarse a diversos usos, que siempre es mejor conocer con detalle.

Infusiones con nogal

Infusión con nogal contra diarreas, disenterías, hemorragias, flujos menstruales excesivos y hemorroides. En un litro de agua hirviente se echan 30 g de amentos de nogal, se retira del fuego y se deja reposar hasta que el líquido esté templado; se filtra y se toman tres tazas diarias convenientemente distribuidas.  Para complementar el tratamiento con lociones, compresas, duchas vaginales o enemas, se prepara otra infusión semejante, pero ésta con 70-80 g de amentos.
Infusión con nogal para anemia infantil Se prepara como la anterior, pero con 20 g de hojas, y se toman tres tazas diarias. En este caso el tratamiento se completa con un baño que se preparará escaldando 300 g de hojas y dejando que el agua se entibie; luego, mientras el niño está en el baño, se le fricciona el cuerpo con las hojas usadas.

Remedios con nogal

Remedio con nogal para la diabetes Se prepara hirviendo durante 15 minutos 30 g de hojas en un litro de agua. Se toma medio vaso por la mañana y otro medio por la tarde,
Remedio con nogal para la ictericia  Se prepara hirviendo durante 15 minutos 20 g de cortezas contundidas en un litro de agua y dejando enfriar el líquido antes de filtrarlo; se toman tres o cuatro tacitas diarias en caso de ictericia, duplicando la dosis de corteza y tomando dos tazas al día se puede usar como vermífugo.
Remedio con nogal para las atonía intestinales Se prepara según las mismas proporciones que la de hojas y se toman dos tazas al día.

fuente: aqui