martes, 6 de diciembre de 2016

El Útero: Conflictos emocionales que lo afectan


El útero es un órgano muscular hueco, su pared interior está tapizada por un tejido esponjoso cuya misión es contener al huevo fecundado durante el embarazo y expulsar al bebé en el momento del parto.
Se distinguen en él dos partes: En la superior, el cuerpo, donde desembocan las trompas; y en la inferior, el cuello, orientado hacia la vagina.
El útero es la sede de la creatividad y la fertilidad. Es el primer lugar en el que habita el futuro bebé, el que lo acoge y lo hace crecer, en el que la madre lleva al hijo.
Por lo tanto, el útero simboliza el hijo, la gestación, la capacidad para tener hijos; también el nido, la casa, la familia; la pareja, la capacidad para encontrar pareja y la sexualidad, ya que ésta función es una de las más fuertes en la naturaleza.
Útero: mucosa del cuerpo (endometrio). Tiene su correspondencia con la próstata en el hombre.
“Familia fuera de lo normal”.
La función biológica del endometrio va desde la concepción hasta el final del parto, en consecuencia, los conflictos que afectan a ésta parte del útero van desde los problemas sexuales como:
-Conflicto sexual (durante el acto) que se considera sucio, fuera de lo normal.
-Conflicto de pérdida (del hijo o del progenitor).
-Conflicto familiar (nidificación imposible).
-Conflicto de los abuelos relativos a sus nietos.
-Conflicto de pérdida, particularmente en las relaciones abuela/nietos o similares (ahijados, vecinos, hijos, etc.)
-Conflicto de la abuela que no acepta algo relativo a los nietos, por ejemplo: mal comportamiento con su pareja, determinada conducta sexual, etc.

Útero: músculos lisos.
A ésta parte del útero (miometrio) les afecta los conflictos de desvalorización por no poderse quedar embarazada, tener un hijo o la familia deseada.
“El hijo que no tendré nunca.”
“¡No soy capaz de traer un hijo al mundo!” (Después de un aborto, provocado o espontáneo, de un bebé muerto, etc.).
Deseo de un embarazo ideal.

Mioma uterino: Impotencia, desvalorización: “No soy capaz de encontrar pareja”.
Conflicto de no poder, no deber llegar a la consumación del acto sexual.
El mioma en el útero puede expresar “la casa está ocupada”. ¿Para qué ocupa la mujer su casa? Puede ser porque no ve en su pareja al compañero ideal para ser el padre de sus hijos o porque la ha abandonado su pareja y ella ocupa su casa para indicar que no está buscando otro hombre, que no desea quedar embarazada de otro hombre. Por lo tanto un mioma tiene una función anticonceptiva. O porque la mujer acaba de tener un aborto o sencillamente porque no quiere tener hijos.
El tamaño del mioma indica cuándo comenzó el conflicto. Si el mioma mide 2cm hay que buscar el origen del conflicto dos años atrás.

Fibromas: Es un tumor benigno formado de tejidos fibrosos, que se desarrolla con frecuencia en la región del útero. La diferencia entre padecer un fibroma o un cáncer depende de la intensidad con la que hemos vivido el conflicto. A mayor intensidad, más gravedad.
Indica que existe resentimiento contra la pareja. Aparece después de haber sufrido un revés como mujer. El fibroma puede representar la amargura y la furia que sientes contra tu pareja porque crees que te está utilizando sexualmente.
Expresa también un pesar por un deseo insatisfecho de tener un hijo, o por haber perdido uno (aborto, muerte, etc.) por lo que el fibroma es un símbolo de tu frustrada creatividad.
El útero también simboliza el hogar. Un fibroma a veces es la confirmación de una pena relativa a la casa, al hogar, mantenida o retenida durante mucho tiempo.
¿Qué ocurre en tu hogar?
¿Te has quedado sin fuerzas por defender tu hogar?
¿Tienes la sensación de que algo llega a su fin?
¿Sientes que has fracasado en tu idea de lo que debe ser un hogar, bien por la ausencia de una pareja, o quizás por haberte dado cuenta de que tú pareja no es como tú pensabas que era?
El fibroma puede indicar problemas sexuales o la consecuencia emocional de la pérdida de un feto.
La diferencia entre padecer un fibroma o un cáncer depende de la intensidad con la que hemos vivido el conflicto. A mayor intensidad, más gravedad.

Cuello del útero:
Afecta principalmente a las mujeres jóvenes.
Conflicto de frustración sexual. Aunque la mujer tiene a su hombre, se siente frustrada.
Las afecciones del cuello del útero provienen de una convivencia negativa con la pareja, expresan frustraciones afectivas y/o sexuales, se manifiestan sólo en aquellas mujeres que no se sienten deseadas y viven su relación sexual como algo destructor; sienten que su pareja, por su manera de ser, están matando algo en ella y por eso el contacto se convierte en un veneno. Suele tratarse de mujeres que viven una relación pasional de “amor a muerte” con un compañero, que en lugar de darle amor como ella desearía, la utiliza de manera perversa.
Conflicto de frustración sexual. Sexualidad vivida como sucia.
Conflicto de frustración afectiva, emocional, por el abandono o por la separación de la pareja.
“No puedo obtener el contacto, lo he perdido”.
“No estoy en contacto con el ser querido”.
“Deseo de ser poseída”.
“No pertenezco a ningún hombre”.
Conflicto por sentirse dependiente de su pareja.
Noción de pérdida de territorio.

Reproducción: Para que pueda llevarse a cabo es necesaria la entrega a la pareja. Los problemas en éste órgano nos indican que existen dificultades en el contacto físico entre la pareja, que no hay una entrega total.
Las enfermedades del útero también pueden manifestar un deseo frustrado de tener hijos; o quizás nos pueden hablar de un sentimiento de culpabilidad por no haber creado un hogar bueno y acogedor para los seres queridos.
El cáncer del cuerpo del útero nos habla de un problema emocional muy profundo, de un resentimiento y culpabilidad en relación con el hogar o los hijos. Del mismo modo puede indicar un conflicto de desvalorización por no quedar embarazada.
También puede traducir una profunda aversión por la relación sexual.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:
¿Cómo te sientes respecto de ser mujer?
¿Sobre tener o no hijos?
¿Has padecido un sentimiento profundo de vergüenza o culpabilidad, o tal vez de traición?
¿Cómo va tu vida?
¿Cómo sientes tu hogar?
¿Te cuesta aceptar a tu pareja?
¿Tu pareja te encuentra atractiva como mujer?
Joman Romero
Autor del libro CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
Fuente: josemanuelromerolopez.blogspot.com

fuente: aqui