sábado, 17 de enero de 2015

El aura. Colores aura.


Existen muchas teorías sobre los colores de aura y también sobre como verla, pero lo cierto es que es algo personal y muchas personas no la pueden ver, pero si sentir.

Inclusive, se pueden “sentir” los colores del aura con las manos y los jos cerrados, por lo que los colores del aura son muy relativos. Además, que cada persona puede sentir determinados colores como buenos y no tan buenos. Todo depende del grado de evolución interior de aquel que pueda percibirla.

Conocer a una persona, saber si es bien o mal intencionada; es muy complejo difícil saberlo y hacerlo. Sin embargo, hay algo que se llama aura, que lo portamos todos los días los seres humanos desde el momento que nacemos.

La tierra y todo el universo, son fuentes de energía vibratoria, por esta razón como un elemento más de toda esta energía no podemos eximirnos de que nuestro cuerpo está rodeado de una vibración energética que nos acompañará toda la vida.

En suma es nuestra firma, nuestro sello espiritual, es la reflexión de nuestra verdadera naturaleza , sin estereotipos que la cubran, sin las costumbres y hábitos aprendidos, mediante la visualización de nuestra aura veremos realmente si mentimos o decimos la verdad.

Colores aura

Los colores del aura, permitirán definir qué tipo de persona es la que tenemos al frente. Por ejemplo: si vemos que el aura de una persona es de color blanco con seguridad estaremos frente a una persona de buenos sentimientos y si por el contrario el aura de la persona es gris o negra estamos frente a una persona con ondas negativas.

Los colores que aqui referimos son solo eso, referenciales y cada persona que tenga las condiciones de percibirla más que verla en si, sabra su significado.

Todos sin excepción tenemos colores encima de la cabeza, por ello la persona que aprenda y sepa ver el aura dirá con certeza cuál es el pensamiento de su interlocutor. Es usual que tengamos uno a dos colores dominantes en nuestra aura, estos a su vez vendrían a ser los pares áuricos de nuestros colores favoritos.
En concordancia con los colores dominantes que se posean se reflejará los  sentimientos, pensamientos y deseos de cada una de las personas, por ejemplo una nube o aura de color naranja o anaranjado está indicando que la persona desea  tener poder sobre algo, esto porque el color naranja es un signo de poder y habilidad.

Por lo general al visualizar el aura de una persona, estaremos viendo los colores brillantes y monocromáticos del arco iris como:

El Azul.- Significa que hay una existencia equilibrada, tranquila, que el sistema nervioso no tiene problemas, las personas en cuya aura predomine el azul son persona relajadas, su sistema nervioso aliviado, tiene buenos pensamientos y transmiten fuerza y energía. En suma son personas que pueden sobrevivir épocas de crisis.

El púrpura.- Es un color esporádico, temporal, indica solo pensamientos espirituales. Pero también progreso y prosperidad material.

Turquesa.- Determina que se tiene una personalidad bastante energizada muy animosa y esa energía la transmite y tiene influencia en otras personas.

Las personas con aura turquesa son organizadas y múltiples. Este tipo de personas detestan la cotidianidad.
Amarillo.- Las personas con aura amarillo son vitales desbordan su alegría y vitalidad interna, son generosos y desprendidos, no están atados a nada material. El halo amarillo en sus cabezas denota su alto desarrollo espiritual, en suma es la firma de un maestro espiritual.

Verde.- Descanso, energía modificadora, natural habilidad para sanar, la persona  con  Aura fuerte y verde es una experiencia muy pacífica y tranquila. Un pensamiento verde indica un estado de descanso y sanación. El color de esta aura lo tienen por lo general todos los sanadores naturales.

Naranja.- Las personas con este color de aura tienen el pensamiento y el deseo de controlar a las personas.
Rojo.- El aura rojo significa pensamientos materialistas, estas personas tienen orientación a lo físico. Lo ideal sería que esta aura baje de tono a uno de color rosado lo que equivaldría a decir que la persona ha conseguido un balance entre lo espiritual y lo material.

Colores oscuros del aura

Así como hay colores que definen la condición espiritual de las personas, también hay colores más oscuros que se le denominan colores sucios.

Negro.- Las persona con esta aura tiene pensamientos nefastos, nada positivos y transmiten pesadumbre, son interesadas y materialistas.

Marrón.- Este color de aura es materialista, niegan la espiritualidad. Con sus excepciones, ya que pueden ser elementos claves en la organizaciones religiosas o iniciáticas.
Gris.- Pensamientos oscuros, pensamientos deprimentes, las intenciones no son claras, y se siente la presencia de un lado oscuro de la personalidad.

Azufre (color de la mostaza).- Dolor o falta de comodidad, ira. Pero también pueden ser sanadores.
Blanco.- El aura de color blanco denota enfermedad problemas, no es un color monocromático, es un color que indica falta de armonía es un tono de vibración discreta. Se dice que cuando la persona muere  horas después el aura se vuelve blanca o nula.

Siendo el aura nuestra firma espiritual, cuando se visualice a una persona con una aura brillante y limpia cuyo color sea claro y diáfano, con seguridad es una persona limpia,  espiritualmente muy avanzada. Ten cuidado si el aura de la persona que mires tiene color gris, oscuro con certeza es una persona con intenciones no claras, sin importar para eso su aspecto físico.

Si la gente tomara conciencia de que su aura está expuesta y que mucha gente puede ser capaz de verla, con seguridad cuidarían lo que piensan, tratando de ver y mejorar su propia aura y en este proceso tratarían de mejorar su accionar físico y mental, mejorarían su comprensión, su estado anímico y entenderían mejor a otras personas.

En síntesis el aura se constituye en la reflexión de nuestra naturaleza verdadera en cualquier momento.
Si reconocemos y descartamos nuestros hábitos, estereotipos, maneras, y pretensiones, así como nuestra conducta superficial, nos volvemos completamente conscientes, verdaderamente naturales y espontáneos.
Por ello cuanto más colorida, uniforme, limpia y brillante sea el Aura, mejor y más espiritualmente avanzada es la persona y mientras más uniforme sea la distribución de energía en el aura, más saludable balanceada y equilibrada es la persona.

La visualización de la distribución energética del aura, puede servir como una herramienta de diagnóstico médico poderosa.

fuente: aqui