viernes, 20 de febrero de 2015

EL DOLOR DE OTROS COMO NUESTRO PROPIO DOLOR – Yehuda Berg

Es parte de la naturaleza humana sentir dolor cuando cosas malas nos curren, pero no tanto cuando cosas malas les ocurren a otros.
“Ama a tu prójimo como a ti mismo” incluye sentir el dolor de otros como nuestro propio dolor, porque es allí cuando nos inspiramos para hacer lo que sea necesario para ayudar a nuestro semejante.
Vivir la verdad espiritual de que somos una sola alma significa que asumimos la responsabilidad por todo lo que les ocurra a otros.
Podemos lograr grandes hazañas cuando comenzamos a reconocer el dolor de otras personas como nuestro.