domingo, 29 de marzo de 2015

LA ILUSION DE SACRIFICIO – Yehuda Berg

Cuando sacrificamos nuestros deseos egoístas para cuidar a alguien más, remplazamos nuestro destino actual por uno mejor y notablemente menos caótico.
¿No es gracioso cómo pensamos en esto como un sacrificio? En realidad ¡estamos obteniendo mucho más!
Una de las claves para recibir todo es una disposición a dejar ir todo.