miércoles, 12 de agosto de 2015

ACEBO...La Flor del amor-odio

Envidia, celos, desconfianza, dolor emocional sin causa aparente
En el sistema de las Flores de Bach Acebo (Holly) representa a una persona insegura y celosa que pretende controlar a todos aquellos a quienes ama. La persona sufre durante mucho tiempo un sentimiento de no auto-aceptación, lo que le lleva a sentir envidia de aquellos a quienes considera superiores, pero solamente es la consecuencia de su falta de autoestima.
Estaríamos ante alguien irritable, siempre de mal humor, competitivo, desconfiado, triste, que incluso tiene deseos de cierta venganza contra el mundo y contra los que tiene más cerca. El resentimiento y la frustración son  la clave, y esta flor estaría indicada en cualquier manifestación de estas  emociones.
Físicamente las alteraciones estarían a nivel del Timo, por lo que se vería afectado el sistema inmunológico. Ataques de rabia, violencia, paranoia. Pero también hipertensión, tensión muscular y frigidez.

El estado Acebo no entiende el amor y disfruta con el mal ajeno. La  insatisfacción vital, de persistir en el tiempo, puede llevar a un total aislamiento social.
Las manifestaciones desarmonizadas de esta flor se pueden confundir con otras como Haya o Vine, pero hay diferencias:
Haya es un temperamento obstinado y dogmático y poca capacidad de flexibilidad para con los demás, solamente ve “la paja en el ojo ajeno”, es intolerante.
Vine es dominante, autoritario e inflexible también debido a un sentimiento de inferioridad.
Pero en Acebo sus estados negativos son, básicamente, opuestos al amor. También ha llegado a este punto debido al sentimiento de inferioridad pero lo ha llevado más allá que Vine y a los aspectos anteriores descritos se unen la envidia, los celos, el resentimiento y la ira.
Al tomar esta esencia ayuda a desarrollar la capacidad de amar y la certeza de ser amado. El paciente consigue abrir su corazón y expresa lo que siente. Al no bloquear sus sentimientos, no aparcarlos dentro, puede interactuar en equilibrio de forma armónica pudiendo ver no sólo los defectos sino también las virtudes de los demás. Esta mayor apertura y comprensión de la naturaleza humana propiciará la propia auto-aceptación que es, en definitiva, el gran problema de la persona que está bajo la influencia de Acebo.
 También te puede interesar: ¿Eres tu o tu Ego?

Formulario de contacto