jueves, 15 de octubre de 2015

IDENTIDAD ERRONEA – Yehuda Berg

Generalmente cometemos el error de etiquetar nuestros rasgos destructivos como “nuestra negatividad”. Pero la verdad es que la negatividad ¡no es realmente nuestra en primer lugar!
Nuestra verdad real es nuestra alma. Su esencia no puede ser tocada o manchada por alguna impureza, oscuridad o ego de ningún tipo. Depende de nosotros adentrarnos en ella.
La próxima vez que escuches la voz negativa susurrando en tu oído, recuerda… Esa voz no eres realmente tú.