viernes, 20 de noviembre de 2015

UN BUEN MAESTRO – Yehuda Berg

Todos atravesamos momentos difíciles en la vida y usualmente queremos cruzar corriendo el dolor lo más rápido posible. Queremos sobreponernos a lo que sea que estemos sintiendo para que podamos volver a nuestra vida cotidiana.
Pero la verdad es que el dolor está allí por una razón. Date tiempo para sentir y para sanar.
El dolor puede ser un buen maestro.
Cuando aprendes la lección, no regresas a una vida cotidiana sino a una vida que es incluso mejor.