domingo, 24 de abril de 2016

Cómo Obtener una Mente Clara - Deepak Chopra

 
 
A veces las preguntas más grandes que usted puede hacerse son: ¿Quién soy? ¿Cuál es mi propósito? ¿Dónde puedo encontrar la plenitud? Estas pueden resumirse en una pregunta muy sencilla: ¿Qué voy a hacer hoy? Grandes visiones no son difíciles de imaginar, pero su realización es el problema. Todos nuestros dias están llenos de distracciones. Deberes y exigencias se acumulan constantemente. Los problemas más grandes se vuelven confusos cuando la lista de tareas pendientes nos desborda. Entonces, ¿cómo podemos unir la visión y el sentido de la prácticidad?

Las tradiciones de sabiduría del mundo nos dicen que hay que mirar dentro de los verdaderos obstáculos que bloquean el camino hacia la plenitud. Las exigencias siempre ocupan el tiempo que les damos, y darles lugar en nuestra vida cotidiana, inevitablemente, hace que nuestra existencia se sienta estresada y caótica. Lo que puede hacer en su lugar es examinar su realidad "aquí mismo", que es donde se puede encontrar la claridad.

Lo que la mayoría de la gente encuentra cuando mira en su interior son los siguientes ingredientes en su estructura mental:


Confusión - esto se manifiesta al no establecer prioridades claras, porque el camino por delante no se ve claro y decisivo.


Distracción - esto se manifiesta como un centenar de pequeñas cosas que atraen su atención hacia aquí y hacia allá.


Desorganización - esto se manifiesta como una falta de pensamiento ordenado que conduce a resultados productivos.


Echemos un vistazo a estas tres cosas en particular. Son parte de la gestión de la vida mental, que es una necesidad básica. Hay un espectro de problemas que varian de persona a persona. En cualquiera de los extremos se encuentran polos opuestos, el estrictamente controlado pensador altamente disciplinado, y el simple soñador. Hay un sinnúmero de variaciones sobre cómo usamos nuestras mentes. Pero si su objetivo es la claridad, deje a un lado los pensamientos y las sensaciones que llenan su mente todos los días. Debe centrarse en el objetivo de encontrar la claridad.


La confusión se resuelve al establecer sus prioridades.

La distracción se resuelve al mejorar en el modo en que enfoca su atención.

La desorganización se resuelve por deshacerce de cosas no esenciales y enfocandose en las cosas importantes en primer lugar.

Recuerde que estamos hablando sobre su vida interior, por lo que el logro de la claridad no es lo mismo que la limpieza de la casa y ordenar todas las habitaciones. La solución no consiste en atacar el problema directamente. Si usted se convirtió en una especie de experto en eficiencia, probablemente podría ordenar su pensamiento de una manera más adecuada, más enfocada. Pero el esfuerzo sería una agotador, y los resultados problablemente serian temporales. Sería mucho mejor es encontrar una manera de dejar que la mente se vuelva ordenada, centrada, y clara por sí misma.

A todos nos han enseñado, de una manera u otra, que la mente puede descontrolarse si no está vigilada y controlada. Como un niño que se distrae con facilidad; una mente indisciplinada se dispersará en todas las direcciones. Pero pocas personas han comprobado en realidad si la naturaleza de la mente es tan caótica. Damos por sentado, mirando nuestra propia confusión, que sería una lucha convertir el caos interno en algo más ordenado. Aquí es donde las tradiciones de sabiduría del mundo ofrecen un valioso secreto.

Ellos enseñan que la mente inquieta se produce a de una sola manera - perdiendo de vista lo que realmente somos. No se puede ser un títere de las exigencias y presiones externas a menos que se vea a sí mismo como secundario, mientras que el mundo "exterior" es primario. Después de todo, ¿cómo se puede comer, poner un techo sobre su cabeza, formar una familia, y así sucesivamente, sin sumergirse en las duras realidades de la vida cotidiana? La respuesta radica en saber quién eres en realidad - un agente consciente que puede elegir en cualquier momento vivir desde el nivel del verdadero yo.

Al comprometerse con la práctica de la meditación, usted lleva su mente a ese nivel donde la claridad es natural, sin esfuerzo. La analogía de un río ayuda a explicar lo que sucede. En la superficie de un río el flujo es rápido y turbulento, con ondas y remolinos. Al descender en el, sin embargo, el flujo del río se vuelve lento y constante, y en la parte inferior, el agua puede estar tan tranquila que casi no se mueve en absoluto. De la misma manera, hay un nivel de la mente que sólo conoce la paz, la calma y la claridad. Pero a diferencia de un fondo del río, no es lenta. Hay un hermoso equilibrio entre la relajación y el estado de alerta.

La mente calma, de hecho, es completamente capaz de responder a las demandas diarias, ya que es guiada desde el interior. La auto conciencia domina, lo que significa que usted sabe quién es y adónde va. De pronto resulta que el día contiene suficiente tiempo para que usted encuentre plenitud, que es una cualidad atemporal, sin ser molestado por las exigencias, obligaciones y distracciones.

La meditación diaria regular también conduce a cambios en su vida diaria que pueden resumirse en "Que hacer y que no hacer".
 
fuente: aqui