viernes, 15 de abril de 2016

LAS PRUEBAS MAS GRANDES – Yehuda Berg

Cuando atravesamos una dificultad o un momento doloroso, es fácil volvernos tan absortos en nuestra propia historia que descuidamos las necesidades de aquéllos a nuestro alrededor.
Las pruebas más grandes en la vida son los momentos en los que se nos otorga una oportunidad de ayudar a otros a pesar del hecho de que estemos sufriendo a través de nuestra propia tormenta.
Aprovechar esas oportunidades es lo que hace que la tormenta se calme, que las nubes se alejen y que la Luz brille.