viernes, 3 de junio de 2016

SIN ARREPENTIMIENTOS – Yehuda Berg

Es fácil decir: “¡Sin arrepentimientos!”. De hecho, es mucho más fácil decirlo que sentirlo genuinamente.
Una de las formas en la que podemos sentir menos arrepentimiento en la vida es encontrar la causa de nuestros contratiempos pasados para así poder cambiar y evitar que ocurran en el futuro.
No hay razón para arrepentirse de los errores del pasado cuando nos dedicamos a aprender de ellos.