sábado, 12 de septiembre de 2015

Cansancio: Infusiones, tés y remedios naturales


Demasiadas obligaciones, muy pocos recursos, muy poco control, muy poco aliento y un camino que parece no tener final, son los aspectos que, al sumarse, producen fatiga y cansancio.
Sin embargo, desde hace siglos, se conocen los efectos positivos de los remedios naturales y las infusiones para activar el organismo y combatir así el cansancio.
Es importante observar que las infusiones estimulantes aumentan la capacidad intelectual y aportan vitalidad, pero no hay que abusar de ellas, ya que pueden producir insomnio, nerviosismo o taquicardia. Estas son algunas de las más populares:
Infusiones para combatir el cansancio
Infusión para combatir el cansancio con ginseng: Resulta efectiva para tratar múltiples trastornos, desde alteraciones circulatorias, asma o bronquitis hasta diarrea, insomnio y debilidad general. Es una potente hierba tónica que aumenta la resistencia al estrés y combate la depresión.
Para preparar la infusión, hierve un gramo de raíz de ginseng en una taza de agua durante unos minutos y deja reposar. Bebe esta cantidad unos días y te sentirás más enérgica. Evita tomarla si padeces hipertensión, arritmias o te sientes intranquila.
Infusión para combatir el cansancio con hipérico  Está considerada la planta antidepresiva por excelencia. Tristeza, melancolía, apatía, ansiedad o falta de motivación pueden tratarse con ella. La infusión se prepara con una o dos cu-charaditas de la planta por taza. Se deja reposar 5 minutos y se pueden tomar tres tazas al día tras las comidas. Debes evitarla si tomas fármacos contra la depresión, ya que podría causar una reacción adversa.
Infusión para combatir el cansancio con romero: Uno de los principales componentes activos de esta planta es una sustan cia llamada rosmaricina, responsable de su efecto estimulante. Pero el más importante de sus componentes es la esencia de romero, que le confiere una acción tónica y estimulante sobre el sistema nervioso y circulatorio. Para la infusión se emplean una o dos cucharadas de hojitas por cada taza. No está recomendada en pacientes con trastornos digestivos, problemas de hígado, epilepsia y parkinson.
Infusión para combatir la fatiga con damiana: Contiene cafeína, lo que le otorga propiedades estimulantes. Aporta energía y vigor al organismo, pero sin los “efectos secundarios” que sí acompañan a otros estimulantes más fuertes, como sobreestimulación. Es útil en casos de depresión leve, agotamiento e insomnio. La infusión se prepara con una cucharadita por 200 cc de agua. Se aconseja tomar 2 tazas al día. Evítala si tienes ansiedad o estás muy irritable.
Remedios naturales
Remedio para combatir el cansancio #1: Verter una cucharada de jalea real en un vaso de agua y mezclar. Tomar todos los días.
Remedio para combatir el cansancio #2: Colocar en una licuadora una banana junto con un vaso de yogurt natural y una cucharada de chocolate amargo. Licuar por unos instantes.  Tomar un vaso cuando se sienta cansancio.
Remedio para combatir el cansancio #3: Consumir un puñado de maní o algún otro fruto seco cuando se sienta fatigado
Recomendaciones
Desayunar de forma adecuada. La primera comida del día es decisiva para mantener los niveles de energía a lo largo de toda la jornada. Tenga en cuenta que lleva por lo menos ocho horas de ayuno y si no desayuna o lo hace pobremente (café, bollería y prisas), no sólo comenzará el día y pasará la mañana en baja forma, sin los nutrientes necesarios para su actividad física y mental, sino que perjudicará su vitalidad a lo largo de la jornada, porque llegará famélica a las otras comidas, picoteará de forma descontrolada o se atiborrará de calorías, grasas y dulces en el almuerzo o la cena. Entrará así en un “sube y baja” energético, con la pesadez subsiguiente a las comidas copiosas, y los picos y caídas de energía, debidos a las oscilaciones del azúcar en su torrente sanguíneo.
La combinación de fruta fresca, productos lácteos, cereales y frutos secos es un desayuno ideal, tanto desde el punto de vista calórico, como por el gran aporte de minerales, vitaminas y oligoelementos”, señala el doctor Miguel Pros Casas.
Premiarse por los pequeños logros. No dependa de otros para reconocer y alentar sus esfuerzos, expone la doctora Potter. Programe cada una de las actividades que debe hacer para que de esta manera las lleve a cabo: fije una fecha límite para cada una de ellas y dése un premio
(por ejemplo, vea una película que le apetezca o tómese un capuchino) cuando la cumpla dentro del plazo
Reforzar la armonía con tai chi. El tai chi, un método oriental consistente en una serie ejercicios y posturas en una secuencia lenta y suave, junto con meditaciones, elimina la tensión nerviosa y estimula el flujo del chi (la fuerza vital) a través del cuerpo.
Una técnica muy eficaz para estimular la energía interior consiste en practicar uno de los ejercicios del tai chi para entrar en calor: permanezca con los pies separados a la misma anchura de los hombros, los brazos al costado del cuerpo y la cabeza mirando al frente; de un paso hacia adelante con el pie derecho y toque sus hombros con las yemas de tus dedos; después estire los brazos sobre la cabeza y mire hacia arriba. Dé un paso atrás y vuelva a poner los dedos sobre los hombros, con la mirada hacia adelante. Repita este ejercicio dando un paso adelante con su pie izquierdo.
Lo ideal es practicar el tai chi al aire libre, aunque no siempre es posible; al margen de dónde lo practique, lo importante es que se relaje y concentre su mente en la respiración para coordinarla con los movimientos del cuerpo: es la meditación en movimiento.

fuente: aqui