miércoles, 2 de marzo de 2016

PROGRAMAS

Cuando nacemos lo hacemos limpios de programas o creencias, tal como un disco duro de un ordenador cuando esta recién comprado, pero desde nuestra mas tierna infancia nos van “introduciendo” programas, dependiendo de el país y la familia serán unos u otros, aunque los hay comunes para casi todo el mundo.

Nos programan para no cuestionar la autoridad, para obedecer ciegamente “al líder”(entiéndase religioso, político o incluso mercantil ), para creer en diferencias raciales, sociales etc...

Sin darnos cuenta a medida que crecemos vamos incorporando estos programas junto con creencias particulares, es decir, creencias que nos vienen dadas de nuestra familia, cosas que ni se sabe como llegaron pero que toda la familia y gran parte de la comunidad en que vivimos así lo cree.

Cosas del estilo de “los ricos no son buena gente” o “el día para trabajar y la noche para dormir” “las mujeres necesitan mas atenciones que los hombres” etc etc...

Legamos a la adolescencia completamente adiestrados y domesticados en todos estos conceptos, entonces es cuando empiezan los problemas.

Nuestra alma ha encarnado con un propósito, con unos valores y unas prioridades únicamente nuestras que en muchos casos no se ajusta a lo comúnmente establecido. Pero topamos con todos estos programas y creencias que nos crean bloqueos y conflictos impidiendonos desarrollar todo nuestro potencial y disfrutar de una vida plena de bendiciones.

Cuando nos hayamos en conflicto entre nuestros programas adquiridos y nuestra esencia enfermamos o nuestra vida marcha mal en el plano económico o sentimental esa es la manera que tiene nuestro ser de avisarnos de que no estamos cumpliendo nuestro propósito, que no estamos en coherencia entre lo que sabe nuestro ser y lo que creemos saber después de pasar por el filtro de los programas y creencias

Ho'oponopono nos ayuda a borrar esos programas que son perjudiciales para nosotros, cosas que ni sabemos que tenemos “incorporadas” de tan normales que nos parecen, pero que nos impiden un mayor bienestar

No tenemos que saber que cosas son estas ni como llegaron a nosotros, la divinidad lo sabe y ella siempre juega a nuestro favor, solo tenemos que dar permiso para intervenir y borrar todo eso que nos impide una vida plena.

Vasta con desearlo, conectarse con el presente y confiar.

Pilar